5 ingeniosas maneras de aumentar el apetito de tu perro

0

Al igual que en los seres humanos los perros necesitan alimentarse con una dieta sana, de calidad y en las cantidades adecuadas. Hay muchos motivos por los que tu perro puede perder el apetito, hoy vamos a centrarnos en algunos trucos que o bien hacen su comida mas interesante o le animan de alguna manera a comer. En caso de que tu perro lleve mas de un día sin probar bocado no te lo pienses y acude a tu veterinario lo antes posible. Sin embargo si tu perro simplemente come a desgana o han dejado de comer por un periodo no superior a las 24 horas puedes probar con estos consejos para aumentar su apetito.

Haz su comida mas apetecible

Los perros pueden aburrirse y perder el interés por su comida cuando su alimento habitual (el pienso) es siempre el mismo día tras día. Si incorporas a su bol junto con el pienso otros alimentos como arroz o pollo verás como tu perro recupera el interés por comer, debido al irresistible olor y sabor de estos alimentos. Aunque son alimentos que son mas propios de la alimentación humana los perros pueden comerlos con total seguridad, siempre que hayan sido hervidos y no se le haya agregado ningún otro ingrediente. También puedes incorporar a su bol frutas o verduras como zanahorias, manzanas, brócoli o judías verdes. Como último consejo, si quieres que el olor de su comida sea totalmente irresistible prueba a servir estos alimentos en caliente para que liberen su irresistible olor, controlando siempre que la temperatura no sea excesiva.

Haz su comida mas divertida

Utilizando un poco nuestra imaginación podemos animar a nuestro perro a llenar el estómago. Haciendo que el hábito de la comida sea divertido despertaremos mas interés de nuestro perro por su comida. Utiliza un juguete tipo Kong donde puedas introducir comida en su interior para que trate de conseguirla mientras se divierte. También puedes jugar con él o pedirle que haga ciertas órdenes básicas como sentarse o tumbarse y que el premio por hacerlo correctamente sea un irresistible bocado de comida. Así conseguiremos que por un lado tu perro se sienta motivado por la comida, y por otro se sentirá feliz pasando mas tiempo con nosotros.

Crea un ambiente agradable

Entramos en un aspecto mas personal de cada perro. Mientras unos les gusta comer tranquilos y sin que nadie les moleste (podemos habilitar una habitación o zona separada donde pueda hacerlo tranquilamente) otros prefieren comer en la compañía de alguien. Aunque es mas propio en los gatos, comprueba si esta circunstancia puede influir en el apetito de tu perro. Quizás descubras un rasgo personal de tu perro que hasta hora desconocías 😉

Utiliza un difusor de feromonas

Uno de los motivos por los que tu perro puede no mostrar mucho interés por su alimento es por un estado de nerviosismo o ansiedad. Aunque este problema debería ser analizado y tratado directamente por un especialista, podemos usar una solución temporal que en algunos casos puede funcionar: un difusor de feromonas. Sus fabricantes aseguran que mediante este producto que libera feromonas en el ambiente, nuestro perro disfrutará de un estado de paz y tranquilidad, quizás lo que este necesitando nuestro perro para despertar su apetito.

Haz que practique ejercicio moderado

Otro consejo que podemos aplicar que puede funcionar para recobrar las ganas de comer de nuestro perro es hacer ejercicio moderado antes de las comidas. Esto quiere decir una caminata de una hora o jugar a la pelota durante 15 minutos, siempre haciéndolo de forma progresiva y moderada. Esto puede estimular el apetito de nuestro perro minutos antes de servir su plato.