Cómo crear una colonia casera para tu perro 100% natural

0

Es posible que nunca te hayas planteado ponerle algo de colonia a tu perro. Al fin y al cabo es un producto que lo usa el ser humano por una función principalmente estética ¿Que sentido tendría entonces ponersela a un perro? Las colonias para perros además de dar un fresco olor a tu peludito tienen muchos beneficios para su salud, siempre y cuando hayan sido fabricados con ingredientes 100% naturales. Lamentablemente los productos que podemos encontrar en las tiendas de mascotas son caros y contienen muchos productos químicos. Hoy te enseñaremos a crear uno tu mismo, con pocos euros completamente natural y seguro para tu perro.

¿Qué ventajas tiene aplicar una colonia natural en tu perro?

  • Da un olor fresco y agradable, enmascarando los malos olores
  • Refresca e hidrata la piel de tu perro
  • Algunos olores tienen propiedades relajantes y calmantes (ej: lavanda, valeriana, manzanilla)
  • Ciertos aromas pueden ayudar a alejar a los molestos mosquitos (ej: menta)
  • Determinados aromas ayudan evitar parásitos como pulgas y garrapatas (ej: geranio de Egipto, cedro)

Como crear una colonia casera para tu perro

Para nuestra colonia casera vamos a necesitar: un recipiente en spray, agua tibia y aceites esenciales. Es muy importante que compruebes que los aceites esenciales no contengan alcohol, lo que podría irritar su piel. Estos pueden comprarse por internet o en cualquier herboristería. Una vez tengamos los elementos podemos empezar con la preparación.

colonia casera para perros pasos
1. Rellena el recipiente en spray con agua 2. Añade el aceite esencial 3. Agítalo bien 4. Listo para aplicar

Paso 1: rellena el recipiente en spray con 250 ml de agua tibia

Paso 2: elige el aceite esencial que mas te guste por su olor o por sus propiedades asociadas. Añade 20 gotas si tu perro es de adulto y de raza grande o 10 gotas si tu perro es de raza pequeña, cachorro, o mayor.

Paso 3: agítalo bien y aplícalo sobre tu perro mientras le das un suave masaje

Precauciones y consejos

  • Recuerda agitarlo bien antes de cada uso
  • El aceite esencial debe ser siempre diluido en agua, en las cantidades adecuadas.
  • Evita aplicarlo en zonas sensibles como los ojos, la nariz, o las orejas
  • Si notas cualquier signo de irritación, incomodidad o malestar en tu perro, deja de aplicarlo inmediatamente