10 consejos básicos que te ayudarán a vivir mejor con tu cachorro

0

Si esperas la llegada de un cachorro a tu casa conviene que vayas pensando en todas sus necesidades, sin olvidarte de la mas importante, la educación. Educar a un cachorro es un trabajo que exige dedicación, constancia y sobre todo mucha paciencia. Sin embargo todo ese trabajo tendrá su recompensa en el futuro y cuando nuestro perro crezca tendrá muchas mas posibilidades de ser el perro con buen comportamiento que todos deseamos. Si no tienes ni idea por donde empezar hemos recopilado una serie de consejos básicos para tu cachorro que van a ayudarte mucho ahora y cuando sea adulto. Estos son los 10 mas importantes

Enséñale que cosas puede hacer… y que cosas no

Los perros no nacen sabiendo que cosas pueden hacer y que cosas no, sencillamente lo irán aprendiendo con el paso del tiempo y debemos ser nosotros quienes se las enseñemos. La mejor técnica es proveerse de unos buenos premios y dárselos cuando se comporten adecuadamente, indicarles con un enérgico “NO” cuando se comporten mal e ignorarlos cuando lo hagan para llamar nuestra atención. Descarta el castigo físico, además de ser cruel puede complicar mas las cosas y hacer que un problema sencillo se convierta en uno muchísimo mayor.

Enséñale que cosas puede morder… y que cosas no

A menudo muchos propietarios se quejan que sus perros muerden su ropa, sus muebles e incluso a ellos mismos. Morder es una conducta natural en los perros, un hábito muy frecuente en cachorros y que en vez de intentar prohibir debemos corregir adecuadamente ofreciendo una alternativa adecuada como juguetes u objetos especificos para morder como cuerdas o huesos (jamas cosas que tenemos en casa). Por eso es importante que aprendan que no deben morder a las personas, objetos de la casa, muebles u objetos personales, pero siempre ofreciendo alternativas adecuadas.

Mímalo, ¡pero sin pasarte!

Los cachorros son seres adorables, no hay quien pueda resistirse a abrazarlos o darle mimos todo el rato. Darles cariño a los perros esta muy bien pero debe tener unos límites. Recuerda que no a todos los perros les gusta que los abracen (pueden sentirse acorralados) así que debes asegurarte que tu perro no se siente estresado cada vez que alguien lo este abrazando o mimando demasiado. Asimismo ten en cuenta que si tu perro tiene todas las atenciones y pocas normas puede hacerle creer que tiene el control de la casa, y aunque ahora creas que es un perrito inofensivo el día de mañana será un perro adulto con mucha mas fuerza y carácter y que si jamás le han puesto unas limites puedes tener problemas en casa.

Enséñale a sentarse, tumbarse e ir a tu lado

El adiestramiento básico de un cachorro no es un simple juego para medir la inteligencia de tu perro. Enseñarle a tu perro las órdenes básicas te ayudará a tener un control sobre él ayudándote a manejar mejor situaciones diarias. Por ejemplo, es muy útil hacer que tu perro se siente, con el conseguirás que se esté quieto en un determinado momento y que pueda calmarse. Enseñarle a ir a tu lado durante el paseo te ayudará a que tu perro no de tirones en el paseo. Puede que ahora no te importe demasiado ya que es un cachorrito, pero cuando tu perro crezca y tire de la correa posiblemente no te hará tanta gracia, especialmente si es un perro de raza grande o desarrolla mucha fuerza.

Enséñale a quedarse solo

Intenta prevenir uno de los problemas de comportamiento mas comunes que tienen los perros, la ansiedad por separación, es decir, los problemas de ansiedad derivados de quedarse solo en casa. Para ello desde que son pequeños realiza pequeñas salidas de tu casa y vuelve rápidamente, sin saludarlo al volver hasta pasados unos minutos y lo veas calmado. Después vete aumentando el tiempo progresivamente. Así entenderá que cada vez que sales vas a volver y que tus salidas no son motivo de preocupación alguno.

Ejercita su cuerpo…. y su mente

Todos los seres vivos necesitan moverse, desde pequeños llévalos de paseo y practica juegos y ejercicio al aire libre, esto les ayudará a sentirse mas calmados y felices. Recuerda que todo ejercicio debe practicarse de forma gradual y moderada, controlando siempre la temperatura ambiente y ofreciendo agua cuando sea necesario (especialmente en los meses calurosos) También es importante que ejerciten su mente, no para que el día de mañana sean los perros mas inteligentes, sino por que la estimulacion mental evita muchos problemas como ansiedad y el nerviosismo que son grandes generadores de problemas de comportamiento.

Haz que se relacione con su entorno

Los perros sienten auténtica curiosidad por el mundo que le rodea, y todavía mas cuando son cachorros. Haz que tu perro se relacione con otros perros de diferente raza, con personas, lugares, diferentes situaciones, mostrándoselas siempre con total naturalidad. Este proceso se conoce como sociabilización del cachorro, y es una parte muy importante de su educación. Si vas a presentarle a otro perro, infórmate antes de como es su carácter para que la respuesta del otro sea la adecuada. Así evitamos una malas reacciones que pueden sentar un mal precedente para tu perro y pueda adquirir miedos infundados.

Observa a tu perro

Los perros no tienen la increíble capacidad que tenemos los humanos para comunicarnos, pero pueden hacerlo de una manera mucho mas sencilla a través de su lenguaje corporal. Aprendiendo a reconocer esos signos podremos saber si nuestro perro está estresado, se siente amenazado o presenta los primeros síntomas de un problema de salud. Conocer estas señales te ayudará a comprender mejor a tu perro, comunicarte mejor con él, y prevenir muchos problemas a tiempo.

Recuérdale que tú eres el líder, pero no su jefe

Es importante que tu perro entienda que vive en una casa donde existen ciertas normas y que tu eres la persona al mando. No se trata de dominar a nuestro perro ni creernos superior a él. Debemos ser una persona en la que puede confiar pero que a la vez debe tener respeto. Educa a tu perro siendo justo, respetuoso y comprensivo. Verás como todos esos valores positivos que le has enseñado los transmitirá cuando sea adulto y será un perro mucho mas equilibrado.

Ofrécele juguetes adecuados y cámbialos regularmente

Desde pequeños es muy recomendable que los perros tengan juguetes adecuados, no solo para poder divertirse, también para satisfacer sus necesidades básicas como morder o sacudir sus juguetes. También es importante incluir juguetes que le ayuden a ejercitar su mente, como el Kong, y cambiarlos regularmente para que no se aburran con ellos.