5 consejos BÁSICOS para prevenir el golpe de calor en los perros

Con la llegada del verano todos debemos extremar los cuidados con nuestro perro y prevenirlos del calor y las altas temperaturas. Uno de los mayores riesgos a los que están expuestos los perros en esta época del año es a un golpe de calor. La gravedad radica en que este problema puede ocurrir no solo cuando están en un sitio cerrado o en un vehículo, también puede ocurrir en el exterior y de forma tan rápida que en ocasiones no tenemos tiempo para reaccionar. La prevención y el control constante de nuestro perro es muy importante. Estos son algunos consejos que te recomendamos aplicar.

No dejes a tu perro dentro del coche en verano

Con todo lo que se ha hablado sobre el tema parece increíble que la gente deje a su perro en su vehículo en verano, pero lamentablemente todavía ocurre. Es muy importante concienciar a la gente sobre el tema y recordar a todo el mundo que cuando dejamos a nuestro perro en el coche en un día de verano donde la temperatura exterior es de 30 grados, fácilmente puede superar los 45 en apenas 10 minutos, convirtiéndose en una trampa mortal para nuestro perro. Otra de las excusas que pueden argumentar estas personas tan irresponsables, es que el coche esta en una zona de sombra. Cabe recordar que el sol se mueve y que quizás en ese momento el sol no lo alcance, pero posiblemente pasado el tiempo si lo haga, con lo que volvemos a exponer a nuestro perro al peligro de las altas temperaturas. Bajar las ventanillas tampoco lo librara del calor, ya que dejándolas levemente abiertas la temperatura del vehículo subirá igualmente, mientras que si las dejamos completamente abiertas corremos el riesgo de que nuestro perro se escape y se pierda.

Protege la vida de tu perro, cuando llegue el calor no dejes a tu perro en el coche, aunque solo sea por 5 minutos

Controla su temperatura corporal

Tener una forma de medir la temperatura corporal de tu perro es fundamental para prevenir situaciones de riesgo. Una temperatura mas elevada de lo normal (mas de 39,2º) puede ser indicativo de una enfermedad, una reacción alérgica a una vacuna, enfermedades, parásitos, o un golpe de calor. Todas estas circunstancias se consideran graves y requieren visitar a nuestro veterinario lo antes posible, con lo que tener un termómetro para poder conocer la temperatura real de nuestro se vuelve fundamental para poder tomar decisiones a tiempo y actuar de forma correcta. Puedes adquirir un termómetro normal en una farmacia, o si lo prefieres hacerte con un termómetro infrarojo que va muy bien para mascotas, ya que se puede consultar la temperatura sin necesidad de tocar a tu perro, lo hace mucho mas fácil y rápida la medición.

Mantén a tu perro fresco tanto en casa….

La prevención la mejor manera de evitar que tu perro sufra un golpe de calor. En casa es recomendable que tu perro disponga de una zona donde tenga sobra todo el día, preferiblemente que coincida con su zona de descanso. La camita normal puede sustituirse por una cama refrescante mucho mas recomendable para los días de calor. Deja siempre disponible agua para tu perro, si fuera necesario dejando varios cuencos. Aplica estos mismos consejos tanto si tu perro esta dentro de casa como en el jardín de tu casa

….como en exterior

Cuando salgas al exterior o viajes con tu perro lleva siempre una botella de agua y ofrécesela cada poco tiempo. Limita el tiempo de exposición al sol, haciendo los paseos mas cortos y evitando las horas del día donde el sol es mas directo, normalmente entre las 12 y las 16 horas. Evita que tu perro haga ejercicios o esfuerzos excesivos y refresca su cuerpo con agua tibia de forma constante, nunca utilices agua muy fría o hielo. El pavimento por donde lleves a tu perro es importante, a diferencia de nosotros, los perros no llevan protección en sus patas y caminan “descalzos”, por lo que hacerles caminar por superficies que retienen todo el calor como el asfalto o arena durante mucho tiempo puede ser peligroso para ellos.

Conoce las señales de alerta de tu perro

Uno de los grandes problemas del golpe de calor es que puede suceder de forma muy rápida y sin enterarnos, ya que nuestro perro no va a venir corriendo a decirnos que esta ocurriendo ¿Qué hacer entonces? Además de todas las medidas de prevención que hemos comentado es importante que observes el comportamiento de tu perro. Si tu perro esta inquieto, tiene un jadeo constante (recuerda, los perros transpiran por la boca) o tiene comportamientos extraños debes de acudir a tu veterinario lo antes posible. Otros síntomas del golpe de calor son los vómitos, la salivación excesiva, o las convulsiones.

Aunque el golpe de calor puede afectar todos los perros, algunos presentan mayores riesgos. Los perros braquicéfalos, como los bulldogs, tienen mayor riesgo de padecerlo debido a su anatomía, así como los perros de mayor edad y los cachorros. No es necesario decir que estos riesgos pueden sumarse multiplicando su peligrosidad. Sacar a pasear un bulldog de 12 años de edad durante varias horas al mediodía presenta un riesgo muy elevado.

Ahora que tienes esta información, es tu responsabilidad cuidar de tu perro este verano. ¡No olvides compartir este artículo! 😉