¿Problemas de comportamiento con tu perro? Refuerza tu liderazgo en casa

1

Seguro que has escuchado mas de una vez aquello de “debes ser el líder de la casa”, “el líder de la manada” o “el líder de tu perro”, y es muy probable que tengas dudas sobre el significado real de estas palabras. Un líder es aquel que muestra fortaleza y al que todos los demás le siguen. ¿Pero por qué debería de mostrarme como un líder ante mi perro? Muy simple: cuando un perro observa que una persona lidera la casa él considera que no debe asumir esa posición. Y con esto terminan muchos de los problemas de comportamiento que podemos tener con nuestro perro.

El líder de la manada

Como en otras muchas ocasiones comprender el comportamiento de nuestros perros requiere fijarnos en sus antepasados mas cercanos, los lobos, y aunque puedas pensar que se diferencian en muchas cosas, todavía conservan muchas similitudes. Una de ellas es su forma de organización social: las manadas. Las manadas son grupos de individuos donde uno de ellos (en ocasiones una pareja) ejerce el liderazgo. El líder, también llamado perro alfa es el que controla la comida, el que encabeza las salidas para cazar, el que controla el acceso a la guarida o el que toma las decisiones mas importantes. Los demás se limitan a seguirle y adoptar una actitud sumisa ante él. Visto de este modo parecería que todo el mundo quiere ser un líder ¿Verdad? Lo cierto es que para un lobo es mas interesante seguir a su líder y no tener que cargar con tantas responsabilidades, así simplemente pueden dedicar su tiempo a cosas mas interesantes para ellos. Pues exactamente lo mismo pasa con tu perro, solo que en este caso la guarida es tu propia casa y la manada los individuos (personas y perros) que habitan en ella.

El liderazgo en la casa

Para nuestro perro, en nuestra casa debe existir una jerarquía, donde uno de los individuos ejerce el liderazgo. Esta puede modificarse en cualquier momento ante la llegada de un nuevo miembro. En la mayoría de los casos, cuando somos nosotros los que lideramos el grupo en la casa el perro puede adoptar una serie de comportamientos tales como:

  • Actitud mas sumisa y relajada
  • Menos control del territorio (solo avisará en caso de la llegada de alguien)
  • Menos vigilancia hacia nosotros (no sentirá tanta ansiedad ante nuestra ausencia)
  • Menos ganas de liderar el paseo
  • Menos posesividad con la comida y los juguetes

Si por el contrario tu perro considera que no existe un líder claro en el grupo sentirá que tiene la obligación de asumir ese rango. El tipo de liderazgo que ejerza es impredecible: puede mostrarte seguro y agresivo con nosotros o puede mostrarse miedoso y ansioso. Puede ser de muchas maneras. Sea como sea, cuando un perro es el líder de la casa comienzan a surgir muchos problemas de comportamiento. Por lo tanto nos conviene que este papel no lo asuma bajo ningún concepto nuestro perro.

Es muy importante que entiendas que ser un líder no significa dominar a tu perro ni tratarlo con superioridad. Ser un líder significa demostrar a nuestro perro que somos una persona en la que puede confiar, con la que puede estar seguro y tranquilo.

Conviértete en un líder

Tenemos claro que asumir una posición de liderazgo ante nuestro perro tiene muchas ventajas. Es hora de demostrarle que somos merecedores de ese rango. Y para ello debes de empezar a hacer las siguientes cosas:

  • Controla su comida (organiza sus comidas y pónsela siempre en su bol. No des comida fuera de ese horario)
  • Rechaza sus malos comportamientos (con un “¡No!” o “¡Se acabó!”, siempre de forma inmediata y con un tono de voz grave)
  • Premia sus buenos comportamientos (con premios o caricias y siempre de forma inmediata)
  • No permitas que se suba a zonas altas como sofás o camas (son zonas reservadas a los líderes)
  • Reserva un sitio para su descanso ofreciendo a tu perro una cama para perros cómoda y adaptada a su tamaño.
  • No sobreprotejas a tu perro (no lo lleves en brazos, no lo mimes en exceso, no lo trates como un bebé humano)
  • Llévalo de paseo las mismas horas del día. No permitas que tu perro tire de la correa.
  • Cuida de él: inspecciona su cuerpo una vez a la semana (su pelo, sus orejas, sus patas) Llévalo al veterinario de forma rutinaria.
  • Haz que exista siempre un respeto mutuo entre los dos

El inicio de una nueva relación

Posiblemente tras leer estos consejos pienses que vas a tener una relación mas fría, distante o incluso menos afectiva con tu perro. Lo cierto es que si tu perro observa en ti una actitud de liderazgo se sentirá mas seguro y protegido, y tú puedes seguir compartiendo momentos de cariño y afecto con él, pero siempre poniendo tus límites y tus normas. Así se asegurará una buena convivencia y se evitarán muchos de los problemas de comportamiento que pueden surgir.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Cristina dice

    Tengo u cachorro de 4 meses ,su madre es mastin pirineo mezcla San Bernardo,y el padre mastin español.Es muy inteligente ,aprende muy rapido y se porta bien ,pero hay una cosa que me preocupa ,suele darse al atardecer se pone jugueton ,pero acaba ,nosotross decimos medio loco,se pone a jugar pero siempre mordiendonos,no fuerte ,pero insistente y ladra mucho mirandonos,quiero pensar que quiere jugar pero le veo una cara diferente cuando se pone asi ,como de ido…..quiero corregir ese comportamiento, por lo demas es cariñoso,pasea suelto a ki lado,sale detras de mi por las puertas ,con otros perros y vecinos se muestra jugueton y cariñoso….Tambien he de decir que su comportamiento conmigo no es igual que con mi hijo de 14 años…veo que pretende quedar por encima de el y tengo que estar al tanto de corregirle y tambien de decirle a mi hijo que no consienta …que deboa hacer????

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gusta nuestro contenido?
¡Síguenos en facebook!

close-link