¿Por qué mi perro tiene mal aliento? Causas y soluciones

0

Uno de los placeres de tener perro es poder abrazarlo, darle cariños y hacerle caricias. Pero si al acercarte a él tu perro tiene mal aliento, posiblemente se te quiten las ganas de hacerlo. Y pese a que mucha gente lo asuma como algo normal, los perros no tienen por qué tener una aliento desagradable. Tampoco deberías considerarlo como algo inofensivo, ya que por desgracia en algunos casos puede ser un síntoma de un problema dental grave, y eso si debería preocuparte.

¿Por qué mi perro tiene mal aliento?

Se estima que mas de la mitad de los perros sufren de mal aliento (halitosis) en mayor o menor medida, así que si tu perrito se incluye entre los que lo sufren no debes de sentirte solo. Muchos propietarios se preguntan por qué su perro tiene mal aliento, cuando incluso algunos de ellos limpian frecuentemente su boca. ¿A qué se debe entonces? Veamos los 4 motivos mas frecuentes.

Enfermedad periodontal

Uno de los motivos mas comunes que causan mal aliento en la boca de los perros es la enfermedad periodontal, una patología que afecta a los tejidos (encías) que soportan a los dientes. Se trata una patología infecciosa causada por bacterias presentes en la boca del perro que si no se trata a tiempo puede provocar la caída de piezas dentales y diversas infecciones en diferentes órganos de su cuerpo. Todo esto además de ser muy peligroso para él es increíblemente molesto. Para prevenirla es necesario el cepillado de los dientes del perro de forma regular (siempre utilizando el material adecuado) y realizar revisiones en el veterinario.

Otros problemas dentales

Otros problemas dentales podrían estar causando ese mal olor en la boca de tu perro. Hablamos de caries y sarro. Al igual que los humanos, si no se cuida la boca los dientes corren el riesgo de sufrir estos problemas, lo que causa mal olor en su boca. Si no existe ningún tipo de higiene dental es muy probable que la caries y sobre todo el sarro termine apareciendo y cause que las piezas dentales se pudran, creando mal olor en la boca de nuestro perro. Nuevamente cepillar regularmente su boca y visitar al veterinario son los mejores aliados para combatir estos problemas dentales que causar mal aliento.

Enfermedades gastrointestinales

Otro motivo que puede provocar el mal olor en la boca de nuestro perro es una enfermedad gastrointestinal, es decir, todas aquellas enfermedades que afectan a su aparato digestivo. Sus causas pueden ser diferentes: puede estar provocado por una infección, la ingestión de un alimento o producto en mal estado o incluso por estrés. Prevenirlo en ciertos casos puede ser difícil, pero siempre se aconseja controlar todo aquello que ingiere nuestro perro y ayudarle a llevar una vida saludable con ejercicio regular y una buena alimentación.

Ingerir cosas desagradables

Todos sabemos que a los perros les encanta comer cosas que encuentran por la calle, algunas de ellas ciertamente asquerosas 🙂 Este caso no requiere de la visita del veterinario, simplemente un poco de control y seguir unos consejos en la hora del paseo puede evitar que nuestro perro coma cosas por la calle. Afortunadamente en este caso el olor suele ser temporal y si nuestro perro deja de ingerir cosas que no debe en unos días el olor desaparece.

Conclusión

Los perros no tienen por qué tener mal aliento todo el tiempo. En algunos casos puede deberse a un problema menor como haber ingerido algo desagradable y en otras ocasiones puede ser el indicativo de un problema mucho mayor. ¿Qué consejos debemos seguir entonces? Limpiar de forma frecuente sus dientes, revisar su dentadura de forma regular y hacer una visita al veterinario de vez en cuando es lo mejor que podemos hacer para prevenir este problema.