6 excelentes maneras mejorar la relación con tu perro

0

Nadie duda del fuerte vínculo que han tenido los perros y los humanos a lo largo de la historia. Los perros han sido siempre nuestros fieles e inseparables amigos, nos han acompañado fielmente y han estado ahí siempre que los hemos necesitado. Sin embargo, el hecho que los perros sean tan fieles con nosotros no significa que exista necesariamente una relación de afecto entre ambos. Al contrario, una buena relación con nuestro perro debe trabajarse a diario para conseguir que exista un vínculo afectivo basado en el cariño, la confianza y el respeto. ¿De que manera podemos mejorar la relación con nuestro perro? Aquí tienes una serie de ideas que te proponemos que han demostrado que funcionan.

Juega a diario con él

Jugar es una de las actividades que mas les gusta a los perros. Cuando participamos en juegos con ellos, ya sea en casa o al aire libre, tu perro disfruta de ese momento de entretenimiento a tu lado y valora de forma positiva la atención que le estás dedicando. Si estos juegos los practicamos a diario con el tiempo nos ganaremos su confianza, mostrándonos como un amigo de fiel con el que puede pasar buenos momentos. Algunos ejemplos de juegos en los que ambos podéis participar pueden ser jugar a la pelota, al frisbee o esconder cosas (tanto en la casa como en el exterior)

Practica ejercicio con regularidad

Practicar ejercicio de manera regular aporta muchos beneficios para la salud física y mental, tanto en ti como en tu perro. Si estos momentos los compartimos con nuestro mejor amigo haremos que la relación entre ambos se fortalezca ya que ambos estaréis disfrutando de un momento saludable, y tu perro sentirá que está recibiendo atención positiva de tu parte. Estas actividades pueden ser desde realizar largos paseos largos, salir a correr o ir juntos en bicicleta. Para conseguir el máximo provecho del ejercicio es muy importante que seas constante y los practiques con regularidad.

Enséñale cosas nuevas

Otra manera de mejorar la relación con tu perro es dedicando parte de tu tiempo a enseñarle cosas nuevas, como por ejemplo órdenes básicas de adiestramiento. Este aprendizaje le ayudará a comprender el significado de ciertas palabras y gestos mejorando así la comunicación entre ambos. Tu además podrás asombrarte de la increíble capacidad que pueden tener los perros para aprender cosas nuevas. Finalmente estos conocimientos que enseñes a tu perro transmitirá en él la idea de una persona en la que puede confiar y aprender cosas nuevas. ¡Conseguirás una gran admiración de su parte! No olvides ser constante e ir cambiando los retos para obtener siempre la máxima motivación de tu perro en el proceso de aprendizaje.

Conoce su lenguaje

En muchos sentidos los perros pueden parecerse a los humanos, en otros son totalmente distintos. Mientras que los humanos nos expresamos principalmente con el lenguaje verbal, los perros utilizan su lenguaje corporal para comunicarse. Conociendo su lenguaje corporal podemos saber si nuestro perro esta cómodo, tranquilo, inquieto o feliz. Podemos saber si hacemos algo que le incomoda o por el contrario se siente a gusto con lo que estamos haciendo. De esta manera conseguiremos comunicarnos de manera mas eficiente, evitando situaciones conflictivas y haciendo que la relación entre ambos se fortalezca.

Premia su buen comportamiento

Una excelente manera de conseguir una relación de calidad con tu perro es enseñarle como debe comportarse. De esta manera evitarás muchos conflictos que podrían deteriorar la relación entre ambos. Felicita a tu perro cada vez que se comporte de forma adecuada, y esto hará que sienta plena satisfacción por haber hecho algo de forma correcta. Con el tiempo, tu perro aprenderá a distinguir que comportamientos tienen premio y cuales no, haciendo que se comporte de manera mas adecuada y que el día a día con tu perro sea mucho mas sencillo.

Busca el contacto físico

El simple hecho de tocar, acariciar o masajear a tu perro puede ayudarte a ganarte su confianza y afecto. Los perros aman los masajes y caricias, especialmente en algunas zonas como el lomo, la barriga o alrededor de las orejas. Evita tocar su cola o abrazarlo fuerte, ya que para algunos perros puede hacerle sentir incómodo o inseguro. Finalmente, la mejor manera de saber si tu perro disfruta con tu masaje es fijándote en su lenguaje corporal: si tu perro esta relajado, quieto y con los ojos entreabiertos es mas que probable que este disfrutando de ese momento que le estás dedicando.