¿Tu perro llora por las noches? Estos consejos pueden ayudarte

2 575

No son pocas las personas que nos han escrito preguntándonos que se puede hacer cuando nuestro perro llora a la hora de dormir. Aunque no lo creas esto suele ser un problema bastante frecuente y es muy común en cachorros, especialmente en los primeros días de su llegada a casa. Para poder ayudarte es necesario que primero comprendas los motivos de este comportamiento y así poder encontrar una posible solución.

¿Por qué los perros lloran por la noche?

Son varios los motivos por los que un perro puede llorar por las noches, estos son los mas comunes

  • Búsqueda de atención y afecto: es muy común en los cachorros, especialmente cuando llevan poco tiempo en casa. El perro ha sido separado de su entorno y siente la necesidad de estar en comunidad y en un entorno familiar. En las noches, cuando nosotros nos vamos a dormir y dejamos de interactuar con el perro, este sentimiento se hace mas fuerte y este llora para reclamar nuestra atención y afecto.
  • Satisfacer sus necesidades: tu perro como cualquier otro animal tiene la necesidad de satisfacer ciertas necesidades básicas como son comer, beber y hacer sus necesidades. Si siente la necesidad de hacer una de ellas es posible que te reclame para que pueda realizarlas.
  • Problemas psicologicos: los perros en ocasiones sufren situaciones que les generan ansiedad, nerviosismo y estrés. Esto puede generarles mucho malestar y la imposibilidad de dormir y relajarse. Uno de los casos mas frecuentes de ansiedad es cuando nuestro perro pasa tiempo solo y sufre por nuestra ausencia, lo que se conoce como ansiedad por separación.
  • Problemas físicos: otro de los motivos por los que tu perro busca atención por la noche es porque podría tener dolor por una herida o enfermedad. Ciertas enfermedades como la otitis en perros son muy molestas e impiden a los perros dormir tranquilos por las noches.

Qué hacer para que tu perro deje de llorar por la noche

A continuación te daré una serie de consejos básicos aplicables para todos los casos y que funcionan si se aplican correctamente y con constancia. 

  1. Satisface sus necesidades básicas: esto quiere decir que tu perro debe comer y beber las cantidades necesarias (ni mas, ni menos) un par de horas antes de que os vayáis a dormir. Una vez haya terminado de comer y beber debes retirarlo. Si no lo haces, seguirá comiendo y bebiendo horas después, lo que significa que va a reclamarte para salir orinar sea la hora que sea.
  2. Practica ejercicio y juegos: No me cansaré de repetir lo bueno que es jugar con tu perro y practicar ejercicios o deporte con él. En especial cuando hablamos de problemas de ansiedad, nerviosismo o hiperactividad. Paseos largos, juegos con la pelota, nadar etc son excelentes actividades que puedes realizar con tu perro poco antes de las horas de sueño. Descubrirás lo relajado que se queda tu perro y que bueno es para su salud en general.
  3. Menos apego, dale mas independencia a tu perro: No quiero que esto suele cruel, pero es importante que tu perro tenga su espacio, su tiempo libre y que aprenda a estar solo. Esto evitará problemas como ansiedad por separación y potenciará un perro mas sano y fuerte mentalmente.
  4. Examina a tu perro: comprueba que tu perro no tenga lesiones, heridas o cortes en alguna parte de su cuerpo. Examina bien sus patas, especialmente entre ellas por su pudiera haberse introducido algún objeto o cualquier cosa que pueda estar lastimando a tu perro. Comprueba que no tenga ni pulgas ni garrapatas, las cuales pueden ser muy molestas para tu perro.
  5. Ignora sus reclamos: cuando hayamos comprobado que todo esta en orden, tu perro no tiene ningún problema de salud y simplemente lo hace para buscar nuestra atención deberás ignorarlo. Los perros deben aprender a estar solos. Pero si decides llevarlo a tu habitación porque es un cachorro y quieres que esté contigo, por favor no subas a tu perro a la cama ya que sentarás un mal precedente y puede ser el origen de problemas mayores. Recuerda, los perros deben dormir en el suelo y en su propia camita.

Si ya lo has intentado todo…

Si has aplicado estos consejos durante un tiempo prudente y sin embargo no has notado ningún cambio es posible que tu perro tenga algún problema de salud, como alguna enfermedad o dolencia que le pueda estar afectando. En ese caso es recomendable realizar una visita al veterinario para realizar un chequeo y descartar cualquier tipo de problema.