¿Cómo consigo que mi perro haga las necesidades fuera de casa?

7

Sin duda una de las cosas que mas preocupan a los propietarios de perros es cuando estos no son capaces de hacer sus necesidades fuera de casa. Aunque este sea un problema que generalmente tiene solución (siempre y cuando nos impliquemos en ello) sus causas son múltiples y sus soluciones diferentes, lo que requiere que estudiemos bien el problema antes de tomar cualquier decisión.

Si mi perro se orina dentro de casa NO DEBO CASTIGARLO

Es muy importante que entendamos que el castigo en este caso va a ser inútil e incluso puede agravar el problema. La explicación de todo esto es que en algunos casos estas acciones son involuntarias y tu perro simplemente no es capaz de controlarlas. Si le castigamos o regañamos por ello vamos a agravar el problema y a generar una relación basada en la desconfianza y el miedo, justamente lo que queremos evitar.

¿Por qué mi perro se orina en casa?

Lo primero que debemos de saber es porque nuestro perro se orina en casa, esto puede deberse a varias motivos, estos son algunos de ellos:

  • Sobreexcitación: los perros, especialmente cuando son cachorros, se orinan cuando se emocionan en exceso. Recibir una nueva visita, volver a casa después de un largo periodo de trabajo, jugar con su juguete favorito son algunos ejemplos donde los perros pueden llegar a sobreexcitarse y orinar de forma accidental.
  • Sumisión o miedo: algunos perros se orinan cuando son excesivamente sumisos (suele ser común en los cachorros) o cuando sienten miedo por algo o alguien (si por ejemplo han sido castigados)
  • Falta de educación en los paseos: aunque los perros prefieren hacer sus necesidades fuera de casa por una cuestión de higiene, a veces es necesario educarles para que aprendan a hacerlo fuera de casa, algo completamente normal cuando hablamos de cachorros.
  • Marcar territorio normalmente lo identificamos gracias a que son pequeñas cantidades de orina en diferentes zonas de la casa.
  • Incontinencia urinaria, medicación inadecuada o problemas de salud (infecciones, enfermedades etc.). En estos casos es necesario visitar al veterinario.

¿Qué puedo hacer si mi perro se orina en casa?

Lo primero que debemos de hacer es descartar que tu perro tenga un problema de salud o problemas con la medicación. El primer paso que se recomienda es consultar al veterinario para salir de dudas y comprobar que el estado de salud de nuestro perro es correcto.

Cuando exista un problema de sobreexcitación debemos de adoptar una actitud tranquila, especialmente cuando llegamos a casa. Es muy recomendable que nuestro perro haga ejercicio (correr, jugar a la pelota) lo que le ayudará a estar mas tranquilo y menos excitado cuando llegue a casa.

En los casos donde nuestro perro esta adoptando una actitud sumisa debemos evitar ser dominantes con el y darle algo de tiempo. Es bastante frecuente en cachorros y se suele corregir con el tiempo.

En todos los casos es recomendable establecer una rutina de paseos con unos horarios fijos, sin periodos largos ente ellos. Es aconsejable darle su comida una hora antes del paseo y llevarlo a zonas libres de distracciones, donde le interese hacer sus necesidades (árboles, arena etc…) Cada vez que tu perro orine fuera es importante que refuerces su comportamiento con premios y felicitaciones.

Si crees que tu perro está marcando territorio deberás cambiar de actitud con tu perro y adoptar una posición de liderazgo (sin ser dominante) Recordemos que los perros consideran que viven en una comunidad y que esta debe estar liderada por un miembro de ella. Si tu no asumes este liderazgo tu perro lo hará por ti, y es aquí donde vienen los problemas. Estos son algunos consejos para reforzarlo:

  • No dejes que tu perro se suba a zonas altas o superiores al suelo como son: camas, sofás, muebles etc…
  • 15 minutos antes de salir de tu casa y 15 minutos después de volver a ella debes de ignorar a tu perro. Te va a parecer cruel, pero estás simplemente educando a tu perro y después va a ser muy bueno para el.
  • No lo sobreprotejas ni lo consientas.
  • Solo debe de comer pienso y jamás le ofrezcas tu comida. Los premios solo los utilizaremos para reforzar la buena conducta cuando hace pipi en la calle.