Mi perro se orina en la cama, ¿Qué puedo hacer?

No hay nada mas frustrante que llegar a casa y darse cuenta que nuestro perro se ha orinado en nuestra cama, sobre todo cuando no lo hace por primera vez. Lamentablemente este es un problema complejo que puede deberse a varios motivos y aunque en algunos casos es difícil de resolver, con un poco de trabajo, constancia y paciencia podemos ponerle remedio.

Anteriormente ya hemos hablado de los perros que se orinan en casa, pero es interesante analizar este caso mas específico, aquellos que lo hacen en nuestra cama. Como hemos hablado en el artículo anterior esto puede deberse a varios motivos, pero al tratarse de una zona mas localizada tu perro nos está dando mas pistas.

Si tu perro orina en la cama NO LO CASTIGUES

Entiendo lo frustrante que puede llegar a ser ver como tu perro se orina en tu cama pero no puedes castigar a tu perro en ningún caso. Es posible que se trate de un acto involuntario y castigarlo solo le conduciría a un estado de confusión, frustración e incluso miedo, lo que puede puede agravar aún mas el problema. Contrario a lo que mucha gente pueda pensar, tampoco se trata de un acto de venganza.

¿Por qué nuestro perro orina en la cama?

  • Si orina justo en el momento que llegamos muy probablemente se deba a sobreexcitación (tu perro no puede controlar la emoción al verte) sumisión (muy común en cachorros o perros de raza pequeña)
  • En caso de que la orina lleve mas tiempo puede deberse a que desconoce el lugar donde puede orinar (o no tiene una rutina de paseos adecuada) problemas de salud (enfermedades, infecciones, ansiedad… etc.) o esté marcando territorio (muy frecuente en estos casos)
¿Tienes dudas sobre el comportamiento de tu perro?
Envía tus preguntas a nuestro Consultorio Canino gratuito.

¿Qué puedo hacer para solucionar el problema?

  • Realiza una visita al veterinario para descartar posibles infecciones, enfermedades, problemas con la medicación… etc.
  • Limita el acceso a las habitaciones de tu casa y no permitas que el perro duerma contigo (los perros deben tener su lugar propio donde dormir, su propia camita. Lava bien tu ropa de cama y utiliza un detergente enzimático para eliminar cualquier resto de olor que le invite a orinar de nuevo en la cama (en caso de que logre llegar)
  • Sigue una buena rutina de paseos y hazlos siempre a las mismas horas del día, sin grandes espacios de tiempo en entre ellos. Muy importante: refuerza con premios y felicitaciones cada vez que orine fuera de casa.
  • Si tu perro es un cachorro a tu llegada salúdalo con tranquilidad y ten paciencia, el tiempo puede ayudar a solucionar el problema
  • Cuida a tu perro con un buen estilo de vida, ofrécele una buena alimentación en las cantidades adecuadas y haz que practique ejercicio de forma regular (caminar, jugar a la pelota, correr…etc).  Además de la actividad física, es muy importante proporcionarle una correcta estimulación mental, ya que esto también le ayudará a reducir sus niveles de estrés y ansiedad. Por último, utiliza juguetes como el Kong, muy recomendados por los veterinarios para reducir el aburrimiento y combatir la ansiedad.
perro orina cama kong
Utiliza juguetes como el Kong, muy recomendados por los veterinarios para reducir el aburrimiento y combatir la ansiedad

¿Está mi perro marcando territorio?

Si tu perro orina en la cama y en otras parte de la casa en pequeñas cantidades, es muy probable que esté marcando territorio. La cama es uno de los lugares que mas huele a ti, y el perro lo nota. Si orina sobre ella, es su manera de querer decir que ese es su territorio. Aunque se trate de un acto voluntario tu perro simplemente está confundido y piensa que debe de asumir una posición de liderazgo en la casa. Si sospechas que esta pueda ser la razón estos son algunos consejos específicos que debes añadirle a los ya mencionados.

  • No debe subirse a la cama ni a otras zonas superiores al suelo como son sofás o mesas.
  • No lo sobreprotejas ni lo trates como un bebe humano, tu perro es un perro.
  • Tu perro debe comer de su pienso y no debes ofrecer comida (solo los premios para reforzar buenos comportamientos)