¿Por qué los perros se persiguen la cola?

0

Sin duda unos de los comportamientos mas divertidos y que nos suele llamar mas la atención de nuestro perro es cuando este comienza a perseguir su cola, en un intento desesperado e inútil por atraparla. Si tu perro es uno de ellos quizás te hayas preguntado la razón de este comportamiento y si es una buena señal o no. Lo cierto es que los perros pueden hacerlo por varios motivos:

Diversión

Frecuentemente muchos de los comportamientos de los perros no tienen otra razón mas que proporcionarles un rato de diversión y entretenimiento. Perseguirse la cola por diversión es muy frecuente en cachorros, donde la curiosidad por explorar su propio cuerpo y la necesidad de consumir energía hacen que sea una de sus actividades favoritas.

Genética

Aunque todavía no se ha encontrado una explicación sobre ello ciertas razas están predispuestas a realizar este tipo de comportamiento, muy especialmente los terriers y los pastores alemanes. Si tu perro pertenece a una de estas razas y le encanta perseguirse la cola, no deberíamos darle demasiada importancia.

Atención

Otra de las posibles razones por las que tu perro persigue su cola es conseguir tu atención. Si cada vez que realiza este comportamiento consigue que le hagas caso es muy probable que vuelva a repetirlo para conseguir el mismo resultado. Quizás tu perro te está diciendo que le gustaría compartir mas momentos de juego y diversión contigo, prueba a dedicarle un poco mas de tiempo y realiza mas actividades con el.

Ansiedad

Perseguirse la cola de forma compulsiva y nerviosa puede ser síntoma de que tu perro sufre algún tipo de ansiedad, nerviosismo o estrés. Realizar este movimiento de forma incesante puede ayudarle a aliviar esa sensación, pero de ningún modo resuelve el problema. Si tienes sospechas de que este puede ser el problema debes de consultar a un etólogo.

Molestias

En algunos casos, los perros persiguen su cola porque sufren el ataque de parásitos o problemas en la piel. Llevar a tu perro al veterinario y tener bajo control sus vacunas puede ayudar a prevenir y resolver cualquier problema relacionado con estas molestias.

Conclusión

En general es un comportamiento normal en los perros, sobretodo cuando son cachorros. Si observamos que lo realiza de manera compulsiva y demasiado frecuente es recomendable hacer una visita al veterinario para descartar cualquier tipo de problema, el veterinario es quien mejor nos puede aconsejar en este caso.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Solo publicaremos aquellos comentarios que se ajusten al tema.
¿Necesitas hacernos una consulta? Puedes hacerlo desde aquí.

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia en la navegación. Si continuas navegando estarás aceptando nuestra política de cookies Aceptar Leer más

close-link
Hacer una consulta